La homofobia en Venezuela

Yo por mucho tiempo creí que Venezuela (Por lo menos Caracas) está corriendo al ritmo del mundo occidental (lo que supuestamente “va mejor”) referente a muchos temas, tanto en su parte positiva como negativa, mi visión ha cambiado respecto a este tema.
Si analizan, en Venezuela no discutimos problemas globales como el ISIS (Solo nuestros problemas internos), no tenemos feminazis, mucha gente, no toda, aún no tiene la menta abierta.
Una forma de demostrar que los venezolanos no tienen la mente abierta, es al ver como ellos piensan de los homosexuales.


En Venezuela, aún hay mucha gente que cree que los homosexuales fueron violados siendo menores de edad, no tenían padres, son unos monstruos sexuales, etc. (Esto no me lo invento yo, he visto cómo la gente lo dice.)
Prácticamente su visión es como si fueran unos monstruos pero no lo demuestran abiertamente como piensan, pero esta gente le enseña a sus hijos esto y transmiten la homofobia a las futuras generaciones de venezolanos.
Estas personas son generalmente Cristianos protestantes/católicos, aunque no demuestran su homofobia abiertamente, cuando llega la hora de verdad, la legalización del matrimonio igualitario, ellos salen al ataque.
Incluso, un partido político, llamado NUVIPA es el que encabeza el grupo de personas en contra a que se apruebe esto, incluso han hecho protestas en Caracas frente al palacio legislativo.
Les recomiendo hacer click aquí y ver este fabuloso post que demuestra la campaña homofóbica de NUVIPA.

Dato importante agregado después de escribir este post: NUVIPA es la 3era fuerza política del país, da mucho asco y desesperanza.

Este tema está completamente ligado a la religión, la gente que pretende seguirla un poco más a pie de la letra está en contra de esto, ya que Dios está en contra de los homosexuales (Incluso en la Biblia dice que deben morir).
Cuando uno ve esto, se da cuenta de que este país no podrá progresar cuando tengamos UNA MENTE TAN CERRADA y creamos que un rayo caído del cielo es una señal mística y debemos interpretarla.
Si la gente de NUVIPA pudiera ver este post, les diría que recordaran que Venezuela es un estado laico, NUNCA TENDRÁ UNA RELIGIÓN OFICIAL QUE DOMINE AL ESTADO, DEJEN DE INSISTIR EN ESO.
Además, todos tienen el derecho a amar, y llevar este amor a instancias legales, esto servirá para que un futuro también puedan adoptar hijos (Ya que obviamente una relación homosexual no podrá tener hijos.)

Estoy seguro que muchos homosexuales serían mucho mejores padres que muchos heterosexuales.
Les envió muchos saludos a los que se tomaron el tiempo de leer mi opinión sobre este tema.
-Sanbil

2 comentarios

  1. Sambil, Dios no odia a los homosexuales. Y la posición de la Iglesia es la que aparece en el Catecismo de la Iglesia Católica.
    En su número 2358 dice:
    “Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.”

    Como puedes ver, la Iglesia no está en contra de las personas con tendencia de atracción al mismo sexo, pues pide que sean acogidas con respeto, compasión y delicadeza. Pero, declara que, como todos los seres humanos, estamos llamados a realizar la voluntad de Dios en nuestra vida. Eso será lo único que le dará sentido, paz y felicidad verdadera.
    Cuál es ésta? Para cada uno de nosotros Dios tiene un plan desde el principio. Debemos descubrirlo.
    Servirá mucho que lo busquemos a Él, y en
    la conversación le preguntemos.
    Si el corazón es sincero, jamás dejará de respondernos.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *